fbpx

Ser un Buen Egoísta

Ser un buen egoísta

Ser un buen egoísta

Resulta complicado entender lo que significa ser un buen egoísta. Vivimos en entornos sociales en la que en innumerables ocasiones la conducta egoísta es sistemáticamente considerada como un acto reprochable. Desde niños se nos obliga a compartir y ser más generosos pero, ¿cómo un niño puede aprender a compartir si todavía no es plenamente consciente de lo que es poseer?

Solemos pensar en el egoísmo como el desprecio que hacemos a los demás por no tenerles como objeto final de nuestro comportamiento. Incluso llegamos a pensar que en casos de egoísmo nuestros convecinos pueden verse perjudicados si logramos satisfacer nuestros objetivos. No obstante, ¿te has preguntado alguna vez lo mucho que podrías hacer a favor de las personas más cercanas a ti si te permitieras ser más egoísta?

Ser un buen egoísta requiere tener formados sólidos principios éticos:

A lo largo de la historia muchísimos personajes célebres han hecho grandes aportaciones a la humanidad gracias a que en un momento dado supieron poner en mente toda una serie de estrategias y comportamientos que en principio fueron rechazados por quienes les rodeaban. Vivieron épocas en las que las creencias sociales estaban construidas sobre patrones que no se encontraban en concordancia con ciertos intereses privados y en el momento actual seguimos creando patrones análogos.

Cuando una persona logra ser dueño y señor de su vida con toda seguridad habrá tomado toda una serie de decisiones que estaban más orientadas a dar satisfacción a una “voz interior” que a cumplir con las demandas de quienes habitualmente les rodean. Estos últimos tenían la creencia de que sus intereses debían de ser otros.

¿Has pensado alguna vez sobre las fortísimas creencias que han de estar arraigadas en quienes trabajan en campos de refugiados? Ellos han de comer todos los días para ayudar a comunidades que mueren de hambre. Sus principios éticos estás sólidamente construidos.

Preguntas de Life Coaching para que te animes a ser un buen egoísta:

¿Si pensaras ante todo en ti, que decisiones importantes tomarías?

¿Escuchando con detenimiento a tu voz interior, qué lo que deseas para ti?

Sin límites. ¿Si te sintieras capaz de ser totalmente egoísta, qué harías?

En esta situación, ¿qué es lo que tú quieres plenamente al 100×100?

¿Si lograras cumplir con tus objetivos más deseados, como sería tu convivencia con las personas más cercanas a ti?

¿Y entonces en qué se podrían beneficiar?

¿Qué beneficios reportaría a tu sociedad?

¿Qué podrías hacer por los más necesitados de tu comunidad si sólo te centraras en alcanzar tus metas?

¿A qué conclusión estás llegando en este momento?

Ánimo!! Fortalece tus principios éticos y anímate a pensar más en ti mismo y ser un buen egoisgta. Tus seres más queridos te están esperando.

Compartir

Be the first to write a comment.

Deja tu comentario